sábado, 3 de diciembre de 2011

El regalo prometido...

Cuando era niño (quiero decir, un niño como esos pequeños a los que papá y mamá aún llevan de la mano para que no se pierdan o por que todavía no caminan bien), recuerdo que, paseando por la plaza dos de mayo de aquellos años, ¡uf!, ¡hace muchos años!, no existía seguridad municipal, ni nada por el estilo, los ambulantes tenían la libertad de cerrar hasta las calles principales con sus productos, era época navideña, había mucha gente y se veía de todo.
Yo era un crío y apenas recuerdo cosas generales, sin embargo, esa noche en la que presumo mis padres regresaban de trabajar y teníamos que caminar largo tramo para tomar un micro que nos deje lo más cerca posible de nuestra casa, por que antes señores, antes se caminaba bastante, no como ahora que hay metropolitano, combis, micros, taxi, colectivo, mototaxi, tricitaxi, etc., eran otros tiempos.
Si, otros tiempos, no habían juguetes sofisticados como ahora, nada de regalos como Playstation, cámaras digitales, laptops, viajes, gadgets, celulares de última generación y cosas por el estilo. Un buen regalo era un buen juguete que llenaba de brillo la mirada más inocente de los niños de aquellos años.
De esa noche, recuerdo que un juguete me llamó la atención... ¡era una sandía!, pero no una sandía cualquiera, era una sandía que funcionaba a pilas, tenía ruedas de color amarillo y unos ojos enormes, de ambos lados unas tajadas como especie de alas se extendían y ocultaban mientras unas luces rojas intermitentes acompañaban a una melodía de navidad salida desde dentro de la sandía. Me enamoré de ese juguete y al toque lo abracé (por que era muy grande) para llevarmelo, obviamente, no me lo podía llevar por que alguien lo tenía que pagar y al parecer ese no era el caso de mis padres. Entre lágrimas de crío, mis padres me apartaron del juguete, sin poderlo evitar y con el dolor de su corazón, siguieron su curso. Sólo recuerdo la noche como un marco de todo, las luces navideñas por todos lados, villancicos, gente presurosa de aquí para allá, el bullicio y yo, sollozando, con las manos extendidas, mirando como se alejaba esa sandía sin comprender...



Esa navidad, papá me regalo un camioncito de carga, era de plástico, marca Basa, como todos las cosas de plástico de entonces...
Ha pasado mucho tiempo y cuando llega Navidad, ese recuerdo regresa a mi, ese juguete ideal que jamás fue mío en esa infancia dura y difícil que me toco vivir, es como una nota pendiente en mi lista de notificaciones en mi iPhone que se activa automáticamente en estas fechas.
Pero más alla del juguete en si, en este tramo, en el que puedo parar y mirar el camino recorrido, estoy convencido que la infantil impotencia y el llanto agargantonado por no obtener lo que se desea, no puede compararse con el dolor de unos padres que no pueden comprarle un juguete a su hijo por que hay prioridades en la vida...
Mis navidades fueron hermosas, mi familia siempre estuvo unida, mi madre se esmeraba y gastaba en la modesta cena navideña hasta el último centavo, era una ocasión única, una vez al año, a las doce de la noche, en casa de mamá, como todos los años, siempre nos juntabamos, hermanos, papá y mamá en un abrazo familiar para luego compartir la cena y disfrutarla juntos. Las cosas no han cambiado mucho, mamá ahora se esmera con su pasatiempo de los nacimientos y en la cena hoy se suman los nietos, sobrinos, un par de nueras y la familia permanece, como el principio de los tiempos, unida, sólo falta papá que nos adelantó el camino, pero su recuerdo está ahí, como en el poema de Valdelomar, el hermano ausente, el asiento vacío que siempre será de papá.
A pesar que mis navidades no estuvieron plasmadas de regalos, mis padres nos enseñaron a creer en la familia y a dar de todo por ella, es por eso que, cuando veo a alguien preocupado por comprar el regalo para tal y el obsequio para cual, pues, me digo, de que sirve regalar si no hay aprecio de verdad, de que sirve comprar lo más caro que puedes pagar si ni siquiera eres capaz de decirle a esa persona lo que realmente sientes. Hoy me toca esa tarea, comprar regalos para los sobrinos y arrancarles una lágrima o una sonrisa, por que se lo merecen y si pudiera acertar en su deseo, sería para mi el mejor regalo.
En fin, al diablo con todo señores, abran los ojos y verán que la Navidad es más que un regalo, la Navidad es saber que aunque te hayas ido de casa, aunque hayas hecho tu vida y tengas tu propia familia, en casa de mamá siempre encontrarás a tus hermanos y a esa viejita llorona que cocina como la puta madre.

viernes, 18 de noviembre de 2011

De paseo por Ica (Día tres)



Viene de De paseo por Ica (Día dos).


El tercer día fue excelente, primero nos fuimos a Paracas, para salir en yate a las Islas Ballestas, para ver a los pingüinos, cormoranes, pelícanos, lobos marinos y variedad de aves guaneras, la figura del Candelabro de ida y de vuelta, aunque el día estaba algo nublado, fue lo mejor ya que el sol no nos afecto tanto ahora que la capa de ozono está tan delgada y los rayos ultravioleta queman todo a su paso.








Llegando a tierra firme el hambre nos tronaba los intestinos así que nos empujamos un desayuno americano con su chicharrón de pollo que cayo a pelo. Luego un paseíto por el puerto de Paracas y comprar algunos recuerditos fue lo mejor.
De ahí nos fuimos a la Reserva Nacional de Paracas para visitar las playas, La Catedral (o lo que queda de ella después del terremoto), los fósiles marinos, la playa Yumaque, etc. y el almuerzo nos cayó en un restaurante en la playa Lagunilla, pero, nada que ver, a la comida le faltaba la sazón de un buen cocinero nacional, a lo mejor a los turistas les agrado pero a mi no.

De paseo por Ica (Día dos)

Viene de De paseo por Ica (día uno)...

Las noches son frías y las mañanas nubladas, se recomienda ropa abrigadora no tan gruesa, lo suficiente como para pasar el friecito, nada mas.
Nos recogieron en el hotel que, dicho sea de paso, se lleno ayer inmediatamente a nuestra llegada. Nos llevaron a dar unas vueltitas por el centro de Ica, conocimos la Plaza de Armas, la Iglesia del Señor de Luren, que quedo semidestruida por el terremoto de 2007, tratamos sin éxito de atraer a las palomas cagonas que descansan en la cúpula de la iglesia, asi que nos fuimos a la iglesia provisional del señor de Luren un recinto pequeño donde los fieles se reúnen mientras tome la reconstrucción de la original que llevara varios añitos.

No soy muy devoto ni nada por el estilo, asi que solo fui como mero observador, sin embargo, al ingresar a la capillita, un tío ya entrado en años, alto y con cara de sepulturero me clavo la mirada y sin mentirles, me estuvo siguiendo, pero me tuve que hacer el distraído y en mas de una oportunidad lo deje con la clara intención de entregarme unas hojas, sabrá dios de que. Aproveche para filmar algo y tomar unas fotitos.
De ahi nos fuimos a Cachiche a conocer el monumento a las brujas en un parquecito árido donde los arboles forman figuras caprichosas de animales y hasta de un dragon.
También hay gente que te lee las cartas, las manos y te hacen baños de florecimiento en una piramide que tiene unos cuarzos en la punta dizque para concentrar la energía del cosmos… en fín, mas allá conocimos la famosísima palmera de siete cabezas, que, segun cuentan, por superstición, siempre cortan la séptima cabeza para alejar las desgracias del pueblo. Supersticiones.


Luego de esto conocimos la laguna de la Huacachina que es lo maximo, en sus aguas verdosas y frías se puede pasear en bote y admirar el paisaje desde el centro. Las palmeras y dunas que la rodean dan la sensación de inmensidad, nada comparado a las fotos, se siente en el ambiente una energia que te llena de serenidad.

Aunque quería quedarme aqui todo el dia, el tour debía seguir y nos llevaron a "El Catador" y "Tres Generaciones" donde nos hicieron degustar de las variedades de licores, entre ellos Pisco, vino "Perfecto Amor" que es dulce y suavecito, Moscato y una variedad de Pisco preparado, listo para el Pisco Sour, solo para agregar el hielo y la clara de huevo. Nos llevaron también a seguir el proceso de elaboración de cada licor (aunque no es temporada de producción, todo fue meramente explicativo).
De ahi llego la hora del richi, nos llevaron a un restaurante campestre donde comimos chicharrones, arroz con pato y cabrito a la norteña… no pude tomar fotos por que mas pudo el hambre.
Eso fue todo como hasta las tres de la tarde que nos dejaron nuevamente en el hotel.
Pero eso no era todo, a las cuatro de la tarde vendría lo mejor, lo mejor de lo mejor hasta ahora. Nos recogieron para irnos de paseo a las dunas en los carros areneros. Esa si fue una experiencia alucinante, los carros son especiales para subir las dunas y el chofer un experto en arrancar gritos con sus maniobras extremas, subidas y bajadas, velocidad, sol, viento, adrenalina, arena, mas arena, arena por todos lados.

A cierto tramo de accidentado paseo se detuvo el chofer y nos tocaba hacer sandboard en una de tantas dunas que se veía totalmente vertical. Reconozco que me intimido la situación, pero haciendo de tripas corazón y armandome de valor, me tire de panza en una de las tablas y zuiiiisssss!!!!!!… no pare hasta llegar hasta el punto que desde arriba parecía lejano. Hacer sandboard es recontra divertido, sobretodo por que te saca todas las tensiones, también tragas arena como micho, pero es parte de la aventura. Despues de esa primera temerosa experiencia, no hay ya duna que me intimide, me tire como tres veces mas y no quede satisfecho, quería mas, pero ya nos teníamos que ir, la gracia es que cuando te deslizas, caes rapido y ligero, la gracia es volver a escalar la duna ya que a cada paso dado, la arena cede y no se avanza demasiado, imaginaran cuanto demora esto, pero con la emoción y la adrenalina, no hay cansancio ni tiempo que lo impida, solo el chofer del arenero que nos recoge puntual para sacarnos del desierto, ta'mare, que no daría uno por quedarse aqui, conquistar todas esas dunas que se multiplican a lo lejos para ser el amo y señor de las dunas y observar el atardecer en toda su magnificencia, pero no, hay que regresar, asi que mis sueños de amo y reino arenero se quedaron ahi, en el desierto de la Huacachina. Ni modo pues, habrá otros reinos que conquistar, por el momento me retiro con la arena metida por todos lados, pero esto no queda ahi, el regreso es igual de emocionante, casi una adrenalínica montaña rusa de arena. Ah, pero no solo terminas bañado en arena, también sordo por que las flacas gritan a voz en cuello y cualquier tímpano de hecho que termina afectado.
Agotado y con el júbilo de haber conquistado las dunas, a media tarde nos recogen para regresarnos al hotel, mañana será otro día, ojala tan interesante como hoy…

Desde mi iPhone



Ubicación:Ica, Perú

lunes, 24 de octubre de 2011

De la sed y otros experimentos...

El sábado es el día dedicado a los amigos, es el día en que detenemos por un momento nuestras actividades y hacemos una llamadita por aquí y otra llamadita por allá... si todo sale bien, el sábado hay una hora y lugar y podrás ver las caras conocidas de tus patas, amigos y amigas del alma que por largas semanas, meses o años dejaste de ver. En mi caso, meses.
Sin embargo, a veces los imprevistos impiden llegar al lugar pactado y eso paso...
Llegamos todos, menos algunos, la idea era ir a comer algo con las chicas y después, unas agüitas para calmar la sed. Pero no sucedió así, la ausencia de algunos patas, desanimó la noche y luego del richi, cada uno para su casa.
Y asi fue. Llegué cual ceniciento, antes de las doce campanadas a mi casa y, de frente al sobre.
Pero, yo tenía sed, tenía sed desde hace varias lunas y quería matarla con algunas chelitas, mi garganta estaba seca y ya me daba garraspera. Tenía que matar esa sed.
Me dio el domingo y fue un domingo como ninguno desde hace tiempo, salió el sol desde temprano y estirando sus brazos, nos calentó bien rico durante el día. Aproveche para hacer muchas cosas, tomar desayuno con la family, visitar familiares, practicas de manejo, en fin, me dio la tarde, sentado en mi salita, frente a mi televisor, el mar a mi izquierda, al fondo, el cielo enrojecido del atardecer y las ultimas luces del sol que se ocultaba tras la silueta de la Isla San Lorenzo, daban inicio a la noche, en las calles se encendían las primeras luces, el día se terminaba...
Fue entonces cuando mi sed no pudo más y busqué en mi refrigerador una botellita de Piscano (es como un chilcano de Pisco, pero gasificado) y... !glu, glu, glu, glu! me lo bebí en una sola toma. El cielo estaba ahora azul morado oscuro y anochecido, ya la isla San Lorenzo casi desaparecía en la oscuridad del horizonte...
Entonces, aún con la botellita esta en la mano, se me ocurrió una idea estúpida, una de esas ideas tontas y cojudas que solo a genios no declarados como yo se les ocurriría: quise hacer un experimento al mismo estilo de los Mythbusters: Adam y Jamie.
Mi experimento consistía en averiguar que tan rápido me podría embriagar ya que nunca he llegado a ese estado por mas chelas que me haya tomado. Bueno, una cosa es chela y otra cosa es licor, obviamente un licor mas fuerte, se trepa mucho más rápido a nuestros sentidos y nos saca de la lucidez en poco tiempo.
En ese momento, solo en mi departamento, parecía un experimento genial.
¡Manos a la obra!...
Tenía guardado una botella de ron, varías botellas de vino tinto, merlot y borgoña, una botella pequeña de cerveza y una botella adicional de piscano, además, una botella de Coca-Cola.
Estaba viendo en la tele, en no se que canal, Rocky VI, con mi pata Silvester y empecé.
Un vaso de refresco vacío, listo.
A ver, un cuarto de vaso de ron, un cuarto de vaso de tinto, un cuarto de vaso de gaseosa, unas gotas de limón... una probadita... no está mal... ¡adentro!...
Ya, era mi primer vaso... todo bien, la película estaba interesante... pasaron casi diez minutos y extrañamente, empecé a sentir que mi visión mejoraba notablemente, era casi un Peter Parker, como saben, soy corto de vista, pero, empecé a ver detalles más alla de mis narices, veía mejor...
Medio vaso de  ron, medio vaso de merlot, unas gotas de limón, adentro...
Después de mejorar algo mi visión, regresó a su estado original y empecé a sentir un adormecimiento corporal, nada que me impida preparar otro vasito mas...
Pero no, esperen, evidentemente eran signos de ebriedad, en estado incipiente aún, pero ya eran los primeros síntomas.
Decidí prepararme otro vasito de licor, pero esta vez si fui salvaje, me llené el vaso con ron y me lo empuje... sentia un calorcito por mi pecho y parecía que mi cabeza se hubiese anchado y como si yo fuera mas grande o como si el espacio se hubiera reducido... ya estaba borracho.
Sentía la lengua adormecida y los labios duros, como para probar mi voz, empece a hablar... y de tan solo escucharme, me cagué de risa, si pues, estaba borracho.
Mi experimento había terminado, pero... ¡uy curuju!, no tomé el tiempo y... ¿ahora que hago?, ya estaba mareado y del tiempo ni me acordaba, pero no creo que haya pasado ni media hora... esperen, me serví un poco de cada cosa en el vaso y... ¡adentro otra vez!... ¿que hacer entonces?, no había tomado el tiempo que me tomo llegar a ese estado de embriaguez, ¿acaso mi experimento fue en vano?, ¿acaso debería esperar otro día y empezar todo otra vez?... si tan solo hubiera puesto el contador en mi celular...
En ese estado, con la lucidez extraviada y la embriaguez apoderándose totalmente de mi... en el límite entre la cordura y la cojudez, otra brillante idea me asaltó, diganme ustedes si no son ideas propias de un genio: decidí seguir tomando para saber hasta que momento me acordaría de todo lo que estaba haciendo. Quiero decir, ¿será cierto lo que dicen de los borrachos?, ¿es verdad que no se acuerdan de nada o es solo un pretexto para evadir responsabilidades?.
En aras de la ciencia, decidi utilizarme como conejillo de indias para descubrir la verdad acerca de esto.
Daban las seis de la tarde cuando llegue a mi casa e inicie el grandioso experimento, cuando encendí el televisor, la película de Rocky estaba casi por la mitad, así que asumo que como una película dura mas o menos dos horas, estuve casi una hora en el primer experimento así que mas o menos eran las siete y algo de la tarde... así pensaba yo con todo ese trago adentro a esa hora del día...
Seguí con la segunda parte del experimento, ya no se que me serví, solo que me empujaba otro y otro vaso, ya no recuerdo cuantos, mi lucidez iba disminuyendo, el televisor estaba encendido y solo veía imágenes en el, recuerdo que me pare tambaleante a encender la luz del pasadizo (bueno, lo que sería el tramo de ingreso a mi casa) y regresé a sentarme en el mueble. Me sentía como un fantasma, como si flotara o levitara, si mis piernas caminaban, lo hacían por inercia por que estoy convencido que mi cerebro no daba orden alguna, mi ángulo de visión se había reducido a casi la tercera parte ya que no recuerdo ver mas alla de mis narices, solo sabia que las cosas estaban frente a mi...
Ya estaba totalmente ebrio, sin embargo, a pesar de todo, recuerdo todo como casi un sueño, me sentía presente, pero como un observador, como si supiera todo lo que pasaba, pero desde algún lugar de mi sala, como si viera a través de mis ojos, pero de otro lado, algo así como la enredada película "Quien quiere ser Jhon Malkovich" (a propósito de su presencia en Lima), como si estuviera metido en mi cabeza y viendo a través de una ventana, por momentos desaparecía y me encontraba en el mismo sitio, mi percepción era diferente...
Sabía que estaba borracho, con espasmos de lucidez y adormecimiento muscular, en resumen, estaba hasta las patas...
En ese momento sentí que sonó mi celular, recuerdo que lo cogí, pero no pude ver quien era, obviamente por que estaba borracho, solo conteste, era una amiga, mi amiga, la amiga de siempre, la de toda la vida, la amiga que queremos con el alma, a quien respetamos y con quien siempre hemos guardado la compostura, por que es una santa, la amiga Cristiana que todos tenemos y que siempre te llama por que quiere que vayas a su iglesia a lavar tus pecados... sinceramente, decidí olvidar todo lo que le dije por que de seguro la ofendí ya que si recuerdo que trato de hablarme de su dios... y estoy totalmente avergonzado por eso, tanto así que no me animo aún a llamarla para pedirle disculpas... ¡que roche!
Estoy seguro que en este momento se me fue la mano, aquí ya mi cerebro se desparramaba en su sitio, el licor había hecho estragos en mi y de hecho que era el momento crucial para tirarme a llorar recordando un viejo amor o para sacarle a ese pata la CDSM por que "no me cae pe" o como para salir decidido, mismo gallinazo, a conquistar a cualquier mujer o alucinarme el mejor corredor del mundo en mi grandioso Kia...
Definitivamente este experimento fue revelador, me hizo entender que, hasta cierto punto, uno recuerda todo lo ocurrido y luego de eso, el recuerdo se hace vago, sin desaparecer, si, se recuerda todo, pero se necesita puntos clave para regresar esos recuerdos, como pistas que de inmediato te revelaran esos recuerdos. Asi que es mentira cuando dicen que los borrachos se olvidan de todo. No crean eso.
Eso es lo que puedo decir de mi experimento y fue todo un éxito, sin embargo, después de el, me encontraba totalmente ebrio, tendido como un estropajo en mi mueble, con una botella de ron en la mano y un vaso en el otro...
Todo hubiera sido un éxito, a no ser que a esa hora llegó visita a mi casa, llegó mi flaca con su hermana, sus sobrinas y mi primo... ¡uy curuju!, cuando me puse de pie derrame el ron y mi experimento termino en evidencia, siendo la vergüenza mas grande que he pasado en mi vida ya que corrí inmediatamente a mi cuarto sin saludar ni despedirme de nadie... Ta´mare, de no ser por mi flaca no se que me hubiera hecho con tanta gente...
Moraleja: Si se van a emborrachar solos, asegúrense que nadie vendrá a visitarlos.

jueves, 6 de octubre de 2011

Steve era mi pata

Hoy para mi, fue un día triste, triste por que me enteré que ayer, el más más de Apple, nos dejaba para siempre.
Las ocupaciones me mantienen alejado de las noticias y siempre ando un dia retrazado. Hoy, como habitualmente lo hago, me di una vueltita por la web de Apple y me encontre con esto:








No lo podía creer, Steve, mi pata Steve se había ido, imposible de creer. Es que no podía ser cierto, el más más de Apple, el genio visionario que revoluciono el mundo de la tecnología y nos dio las herramientas necesarias a nosotros, los diseñadores, prácticamente nuestro mundo gira en torno a sus inventos... no Steve, no...
Empecé a buscar noticias relacionadas al tema, pensé que podía ser una broma de mal gusto, un adelanto al día de los inocentes, alguien que quizá soltó un rumor sin pensar en las consecuencias, tal vez el mismo se indujo a la muerte para regresar en medio del primer keynote de Tim Cook para mostrarnos su nuevo invento, un ingenioso e increíble aparato que nos comunica vía facetime con el mas allá... una especie de "ireturn", pero no, era cierto señores, era cierto...
No quedaba mas que resignarse, una de las mentes brillantes de nuestra epoca se fué... como diría don Gilberto: "no somos nada, no somos nada...".
Gracias a ti, pense diferente, gracias a tus keynotes donde con tu apariencia sencilla, con tu polito de manga larga de siempre, el mismo jean y tus cómodas zapatillas, nos sorprendías con cada anuncio... cuando pensábamos que había un límite, siempre nos sorprendías con algo jalado de los pelos, eras impredecible, impredecible hasta el final, mientras se anunciaba al mundo el iPhone 4S, tu agonizabas... Que irónica que es la vida... Pero sabemos que trabajaste con la misma pasión hasta el final, lo sabemos Steve...



De seguro mi pata ya esta revolucionado todo alla arriba exponiendo sus nuevos proyectos al barbón (no, no es Gandalf, hablo del susodicho dios), que para ser sinceros, necesita organizar sus correos con iMail, organizarse con iCloud y un nuevo sistema de comunicación (un iPhone celestial no vendría mal), además un store en cada iglesia sería adecuado, Facetime para las plegarias y la nueva asistente para el tío dios: Siri. Aunque ya es tiempo que este tío barbón se vaya a descanzar y le ceda la posta a Steve. No sería mala idea, imaginense pues los cambios que se darian...
Bueno Steve, me gustaría decirte que nos veremos pronto, pero no podre ver el renovado cielo steveniano por que yo ya tengo reservado mi suite allá abajo desde hace tiempo, pero inventate algo pues para estar en contacto.



Hasta siempre Steve. Tu pata que te aprecia: Jorge.

Desde mi iPhone



martes, 23 de agosto de 2011

Rebelión del Planeta de los Simios

"En un principio, dios creó a la bestia y al hombre para que los dos pudieran vivir con amistad y compartir el dominio sobre un mundo en paz, pero con el tiempo, hombres malvados traicionaron la confianza de dios y desobedeciendo su palabra, empezaron guerras sangrientas, no sólo en contra de su especie, sino en contra de los simios, a quienes convirtieron en esclavos. 
Después dios montó en cólera, mandó a un salvador al mundo, nacido milagrosamente de dos simios quienes descendieron a la tierra del futuro.
Y el hombre tuvo miedo por que los padres simios tenían la facultad de hablar. 
Los dos fueron brutalmente asesinados. 
El hijo sobrevivió y creció para liberar a sus compañeros del yugo de la esclavitud humana. Pero después de su victoria, la superficie del mundo fue conmovida por la guerra mas vil en la historia del hombre, las grandes ciudades del mundo fueron divididas y arrasadas y desde una de esas ciudades, nuestro salvador guió al resto de los supervivientes hacia la búsqueda de prados mas verdes donde simios y humanos quizá podían vivir en amistad, de acuerdo con la voluntad divina.
Se llamaba César, y esta es su historia..."
Este es el preámbulo de La Conquista del planeta de los simios (la más criticada de toda la saga simia) que sigue después de la Rebelíon de los simios, ambas estrenadas en los años setenta. Aún hoy, a más de cuarenta años del estreno de El planeta de los Simios, esta saga sigue , a mi parecer, sin ser superada por las nuevas versiones, a pesar de nuevas tecnologías y efectos.
El planeta de los simios (R)evolución, película actualmente en cartelera, es muy buena, aunque después de ver la visión particular de  El Planeta de los Simios de mi pata Tim Burton, pues, le perdí la fé a esta nueva versión antes del estreno, sin embargo, salí contento de la sala tras disfrutarla.

La historia ha cambiado si la comparamos con la versión de los setenta. En la original, César es el hijo de Cira y Cornelio quienes llegaron del futuro en una nave espacial, huyendo de la hecatombe en la que quedó la tierra del futuro, venían de un planeta tierra donde se habían invertido los papeles, los humanos eran perseguidos y usados para experimentos científicos. Cira y Cornelio eran científicos en ese futuro. Ellos llegaron a la tierra y fueron bien recibidos y gozaban del agrado popular, hasta que se supo la historia del futuro de la humanidad y se pensó que estos dos simios parlantes podían ser una amenaza para el futuro, asi que fueron perseguidos hasta provocarles la muerte. Cira, embarazada, da a luz en secreto y, antes de morir, logra poner a salvo a César recién nacido en un circo, donde Armando sería su amo y quien lo educaría y enseñaría acerca de la humanidad por el resto de los años. Esto es toda una película, Huida del planeta de los simios (1971).
La película que está ahora en los cines, se basa en La rebelión de los Simios (1972), donde se ve a César ya crecido y pasando desapercibido entre los humanos.

La historia de los setenta empieza contada por Armando al mismo César: resulta que un virus extraño mató a todos los gatos, perros y simios pequeños (las principales mascotas de los humanos) en ocho meses, todos estos habían muerto. La nostalgia de los humanos les hizo adoptar otras mascotas, los simios grandes (chimpancés, orangutanes y gorilas). Pronto los humanos descubrieron que los simios tenían capacidades extras de aprendizaje y fue entonces cuando los convirtieron en sirvientes.
Era el año mil novescientos ochenta y uno (el futuro de aquella generación) y los simios eran adiestrados y salvajemente torturados. Fue precisamente en una plaza, cuando un simio era golpeado por unos policías, cuando la vida de César cambiaría e iniciaría el rumbo como líder de la rebelión: indignado maldijo a los humanos haciendo oir su voz . Se separó de Armando al ser descubierto y se escondió entre los simios para pasar desapercibido, viviendo en carne propia el maltrato y vejación de los suyos. Cuando César se entera de la muerte de Armando a manos de los que querían saber del paradero de "el simio que habla", descubre que puede organizar a los simios y guiarlos poco a poco al camino de su liberación.
Este es el resumen de la película original.
La nueva versión cambia todo esto, César es el hijo de una chimpancé que fue expuesta a un virus de laboratorio que exponenciaba su capacidad de aprendizaje. Inicialmente no hablaba, ni lo hubiera hecho a no ser que fue expuesto nuevamente a este virus algo modificado.
Esta es una buena película y la diferencia principal entre ellas, según mi apreciación es:
En la original, César cambia la sumisión animal para adquirir razones y sentimientos humanos, indignándose con el maltrato de los suyos, lo que le llevó a rebelarse contra los humanos. Además, hablaba de nacimiento por herencia genética. Una escena de la humanidad de César: cuando se entera de la muerte de Armando, huye y en la oscuridad de la noche, quiere gritar, pero debe contenerse y acallar su dolor para no ser descubierto como el simio que habla. La rebelión era necesaria, los maltratos a los simios que se ven a lo largo de la película nos conmueven y apoyamos en cierto modo las acciones de César.
En la nueva versión, César cambia su naturaleza sumisa por la madurez e instinto animal y luego de la exposición al virus, adquiere una inesperada humanidad salvaje que atemoriza y nos hace pensar en el futuro de la humanidad dominada por los simios con un líder tan cruel. Acerca de la capacidad de hablar, es un efecto secundario del virus. Una muestra de la humanidad de César: habla. La rebelión mas que por maltratos hacia los simios (ya que no se ve maltrato excesivo a ellos), es por el deseo de César de recobrar esa libertad negada al haber nacido en cautiverio.
La película es buenaza, solo trato de hacer la diferencia entre la original (1972) y la actual (2011) sin tocar la abismal diferencia que existe en efectos especiales versus efectos y personajes computarizados. Aún asi, la versión original se los lleva de encuentro con el maquillaje, los simios principales parecen reales (hablando de caras) para la época, nos convencen.
Es que el Planeta de los Simios y sus secuelas son un clásico de ciencia ficción, espero impaciente la nueva película de esta saga... Que, ¿No sabían que viene otra?... bueno, les contaré: al final de la película vemos al piloto de vuelo que tuvo contacto con uno de los cientificos que fue expuesto al virus modificado y que murio, si, lo vemos en el aeropuerto listo para su vuelo programado, goteándole sangre por la nariz y eso es todo, luego vemos los créditos de la película que se presentan como unión de puntos y líneas que insinúa la propagación mundial de este virus, con lo que la raza humana llegará a su fin o al menos a ser minoría y, al mismo tiempo, este virus se propagará entre los simios del mundo… que deducción tan lógica, ¿Verdad?.
Nos vemos en el cine.

Desde mi iPhone


lunes, 15 de agosto de 2011

Cajeros BCP: ¡Asáltenlo!, ¡¡Asáltenlo!!…

Es una noche fría de invierno, fría y solitaria, caminaba por parajes alejados a mi hogar, pensando en lo que tenía que hacer al día siguiente, ordenando mentalmente mis gastos y descubriendo que me faltarían algunos billetes para unos pagos.
Gracias a la divina providencia, siempre hay un cajero BCP cerca y tomando todas las precauciones del caso y aunque el sitio era desolado, decidi entrar a retirar dinero, mirando a todos lados antes por si uno de los conocidismos choros al paso me haya visto, no vi a nadie, respire aliviado.
Todo bien, coloqué mi tarjeta y, el maldito cajero anda a todo volumen y con el simple hecho de colocar mi clave, dos cuadras a la redonda se entero que estaba usando el cajero, pero eso no era todo, luego de indicar la cantidad a retirar y proceder al retiro, el cajero expulsa mi tarjeta y hace un ¡tuuuuuUUUUU!, ¡tuuuuuUUUUU!, ¡tuuuuuUUUUU! ensordecedor que anuncia a cualquiera a veinte cuadras a la redonda que ya voy a terminar mi transacción, como para callar a la máquina uno extrae al toque la tarjeta, pero el cajero te vota el voucher y otro ¡tuuuuuUUUUU!, ¡tuuuuuUUUUU!, ¡tuuuuuUUUUU!… ¡Ta'mare¡ se desepera uno y saca al toque el maldito voucher…hasta este momento cualquier choro ya esta alerta y de seguro ya te espera o ya entro para robarte, pero no, esto no acaba ahi, después de todo esto, aún no recibes el efectivo y cuando sale del cajero, ¡tuuuuuUUUUU!, ¡tuuuuuUUUUU!, ¡tuuuuuUUUUU!, otra vez ese ruido infernal que mas bien parece un alerta para cualquier ratero.
Cojo el dinero ya totalmente alterado para que se calle la maldita máquina y ya da miedo salir despues de haber alertado a medio mundo de mi transacción, lo pienso y lo pienso, pero hay que salir, tengo que irme a mi casita… me encomiendo a papá diosito, hago las pases conmigo mismo y me despido del mundo…
Salgo de ahi traumado y desconfiando de cualquiera que me sale al frente… por suerte nada paso ese dia…
¿Les ha pasado?, no se preguntan ¿por que ha hecho el banco algo asi?, es como si el cajero gritara a los cuatro vientos: ¡Asaltenlo!, ¡¡Asaltenlo!!…
Y esto sólo ocurre en los cajeros del BCP, a los cuales ya les agarre miedo…
Ya pé becepinos, ponganse moscas con esto por que si es preocupante dado el aumento de inseguridad ciudadana en nuestra ciudad.
He dicho.


Desde mi iPhone


martes, 9 de agosto de 2011

Los Pitufos

La la la la la laaaaaaaa, la la la la laaaaaa...
Les voy a pitufar acerca de esta película, que, en un principio pitufisubestime debido a que se me hacia tonto ver a los pitufos en el mundo real, sin embargo, me equivoqué…

Todo empezó el jueves, día del estreno, me di con la sorpresa que habia un tumulto de gente para ver la primera pelicula animada de los Pitufos. Decidí no insistir por ese día, pero lo mismo ocurrió el viernes y el sábado me sorprendió toparme con que las entradas se habían agotado para todas las funciones… Eso sólo podía significar dos cosas: O la nostalgia de mis contemporaneos los llevó al cine, o la película estaba buenaza.
El lunes descubrí que las dos opciones eran verdaderas, por eso es que se llenaron las salas y no necesariamente de niños, la gran mayoría ya pasaban los treinta y, aunque me hubiera gustado la introducción clásica, esta película entretiene a grandes y chicos, jóvenes y adultos, si señor.

Es divertida, graciosa, rescata la escencia de Papá pitufo, Tontín, Filósofo, Gruñon, Pitufina, Gargamel y Asrael, que son los más notorios de la serie animada, aunque debieron incluir a bromista con sus "sorpresitas" y hacer la diferencia con Tontín ya que no solo era torpe sino lerdo al hablar y la gorrita era algo fofa comparada con la de los demás.
La recomiendo, porque nos transportará a aquellos años de infancia cuando prendidos al televisor sin preocupaciones nos divertíamos con las aventuras de estos suspiritos azules.
Ah, otra cosa, si me hubiese gustado oir de Gargamel la frase clásica: "¡como odio a los pitufos!, ¡los atraparé!, ¡los atraparé!, ¡aunque sea lo último que haga!, ¡lo último que haga!…"
La la la la la laaaaaaaa, la la la la laaaaaa...
Desde mi iPhone




jueves, 28 de julio de 2011

De paseo por Ica (Dia uno)

Con todo el caos e incertidumbre en Lima por el cambio de mando y toda la jarana, algo estresado por la chamba, agobiado por una gripe interminable y el martirio indescriptible de convivir con mi flaca, partí a Ica el día de fiestas patrias, veintiocho de julio, a Ica, paradójicamente a conocer esos lares por donde mi pata José De San Martin se inspiro en las Parihuanas para crear nuestra primera bandera nacional.
Salir de Lima, desde ya, es algo relajante, los paisajes de nuestro Perú siempre cautivan, siempre relajan y sorprenden, mas aún a una persona como yo, ávido de conocer lugares nuevos para recrearme el cerebro y grabar en mis archivos de viajes nuevas experiencias y sensaciones.
Saliendo de Lima, pasando el kilometro ochenta, el solcito nos hace notar su presencia y se le agradece ya que la lluvia y el frío de todos los días ya aburre.
A cuatro horas de Lima, por el kilometro trescientos y tantos de la Panamericana Sur, llegamos a Ica. Lo primero que uno disfruta al llegar por estas tierras sureñas es el calorcito que calienta la piel tan rico que nada hace extrañar el frío invernal limeño. Y ya estamos aqui, el airecito cálido y fresco se mete en mis pulmones y alivia los estragos de una interminable gripe, por fin me curé.
La gente es muy amable y dispuesta siempre a ayudar, que mejor guia que su gente, preguntas algo y varias personas te responden, donde quieras ir, alguien te podrá ayudar y estara dispuesto a contarte sus historias.
Nosotros llegamos como a las cuatro de la tarde y, a pesar del almuerzo en el bus (que por cierto fue bieeeeeeen misio), llegamos con un hambre de los mil demonios, asi que, despues de hospedarnos en "El Embrujo", un telo un poco alejado del centro pero acogedor, previo baño salimos corriendo a buscar un buen plato típico para saciar nuestras tripas.
Hablando del hotel, es un hotel dos estrellas, pero es bacancito, es nuevo, espacioso, aseado, tiene piscina, cable y vista por un lado a la avenida y por el otro, las dunas del desierto a lo lejos.
Pero bueno, siguiendo con la busqueda de nuestro alimento por este dia, tomamos un taxi al centro, aqui te cobran cuatro soles a cualquier destino. El taxista nos dejo en el restaurante "El Galindo", pero al parecer no atendian por que mesas y sillas estaban arrumadas a un lado, asi que preguntando y preguntando, llegamos a "El Galindo II", pero en sus pizarras no habia huella de comida tipica, decidimos buscar un poco mas y encontramos el restaurante "La Cabaña de …" que ofrecia comida criolla y en su carta habia comida tipica, aunque por la hora solo encontramos Carapulcra con Sopa seca y todos al unisono dijimos ¡pa' lante!, nos sentamos y nos sirvieron inmediatamente un plato enorme del típico plato que por no decir mas, dire que estaba exquisito, dejando de lado el que estabamos muertos de hambre, nos lo empujamos en un abrir y cerrar de ojos, dejando en el plato solo los huesos calatos del pollo y los cubiertos y si no le pasamos la lengua al plato fue por dignidad por que ganas no nos faltaron.




Despues de saciar nuestra hambrienta necesidad, dimos un paseo por la plaza de armas y descubrimos centros comerciales y tiendas mismo centro miraflorino, ademas de bodeguitas de Pisco y vinos de la región.
Nos cayo la noche y regresamos al hotel, mañana es otro día, nos toca el city tour, conoceremos mejor la ciudad y espero tener mayor suerte con el richi.
Hasta mañana.

Vea también De paseo por Ica (Dia dos)

Desde mi iPhone

sábado, 2 de julio de 2011

Voy a matar mi vaca

¿Conocen la historia de la vaca?, ¿no?, se las voy a contar tal como yo la escuche…
Resulta que un maestro quería enseñar a su discípulo acerca de la mediocridad y sus consecuencias y, como su discípulo era medio taba, decidió hacerlo vivencialmente. Para ello le dijo a su discípulo que irían a un pueblo lejano y que pasarían la noche en una casa ahi. Sin mas, emprendieron la marcha y al caer la tarde, despues de mucho caminar, se encontraron en un pueblito muy pobre y entre todas las casas, había una que resaltaba por ser la peor, era pequeña, se mantenía apenas pues parecía desplomarse y el techo se caía a pedazos, sin embargo, en esta casa vivían ocho personas, vestían ropas viejas y no tenían comodidades pues vivían rodeados de basura. Pero el discípulo frente a este triste cuadro, pudo ver, en la misma propiedad, una vaca flacuchenta amarrada del cuello a la propiedad.
El dueño de casa los recibió y les dío posada por esa noche. El discípulo preguntó a su maestro el porque de la vaca y el maestro respondió que era la única de sus pertenencias con valor, que ellos vivían de la poca leche que les podía dar la vaca y con ello se conformaban por el resto del día, que no tenían otro sustento y tampoco les preocupaba...
Pasaron la noche en esta casa y en la mañana, muy temprano, el maestro despertó a su discípulo, era hora de partir, pero antes, pasaron al lado de la vaca y el maestro, sacando una filosa cuchilla le dio un corte mortal.
El discípulo totalmente consternado cuestionó la acción de su maestro ya que al matar a la vaca, dejaba en la ruina total a estas personas. El maestro solo respondió que con el tiempo, lo entendería... y se fueron.
Un año después...
El tiempo había pasado y el discípulo aún no podía perdonarse el ser cómplice de tremenda maldad, recordaba todos los días lo que había hecho su maestro, por ello, cuando su maestro le dijo que regresarían al mismo pueblo, a la misma casa, a visitar a las mismas personas, no pudo evitar caer en la más profunda de las tristezas.
Asi se hizo y llegaron al pueblo, sin embargo el discipulo, por más que buscaba la casa, no la pudo ubicar, era por que en su lugar había otra casa, construida, con jardines y en mejor estado de la que recordaba.
Pensaba que a lo mejor, las personas que vivían ahí al no tener que comer, habían muerto de hambre o por necesidad tuvieron que irse y otros vivían ahora en esta nueva casa. Grande fue su sorpresa cuando salió a recibirlos el dueño de casa, era el mismo señor del año pasado quien empezó contándoles su historia:
"Cuando se fueron el año pasado, alguien mató a nuestro único sustento, nuestra vaca. Al ver que no teníamos nada que comer, descubrimos que atrás de nuestra casa, había un espacio grande sobre el cual podíamos sembrar unas pocas semillas que encontramos por ahi y asi lo hicimos. Nuestros hijos y yo nos esforzamos al máximo para mantener lo sembrado. El terreno al poco tiempo nos permitió cultivar lo suficiente para vivir y nos sobraba todavía, asi que decidimos vender entre nuestros vecinos y nos fue tan bien que al poco tiempo estábamos vendiendo en el mercado para todo el pueblo. Fue asi que nuestros ingresos aumentaron y podemos ahora sustentar nuestras necesidades y mejorar nuestra casa..."
El maestro entonces explicó a su discípulo el porque de su proceder: estas personas vivían sin desear más de lo que ya tenían, era para ellos suficiente un poco de leche que la vaca les podía dar y en su conformismo, no veían que es lo que podían lograr si ponían un mínimo de esfuerzo, es por eso que, al quitarles esa vaca, les permitio ver más allá de su fracaso, la vaca era la excusa para su mediocridad...

Esa es la historia de la vaca, y es imperioso comprender que a veces olvidamos el sentido de nuestra existencia y nos conformamos con lo que logramos sin esfuerzo, justificando nuestro conformismo aferrandonos a excusas por el temor a fracasar, convenciendonos incluso de que no hay nada que podamos hacer, pero, señores, si no hacemos nada por cambiar las cosas, ya hemos fracasado, tenemos que quitar del frente ese obstáculo que nos impide progresar...
Es por eso que ahora me toco a mi, tengo que dejar todo atras y empezar de nuevo, voy a matar mi vaca…

Desde mi iPhone

martes, 21 de junio de 2011

Priest: el sicario de Dios

En un mundo alterno, donde los humanos y los vampiros reinan la tierra, donde la religión es una doctrina inherente a la persona y la iglesia lidera el destino de la humanidad, las constantes batallas entre ambas razas, una parásita de sangre y la otra sobreviviente, surgen como salvadores de la humanidad, los sacerdotes (priest, in "inglish"), luchadores hábiles, adiestrados por la iglesia para acabar con la amenazante raza de los vampiros. Pero cuando los vampiros son casi exterminados y confinados al destierro, los sacerdotes no tenían ya razón de ser y por orden suprema tuvieron que reintegrarse a una sociedad que les temía y que solo los veían por lo que eran: unos asesinos despiadados.

Mas o menos de eso trata la peli, aunque pensé que era de los clásicos vampiros que detestan el ajo, el agua bendita, las estacas y los crucifijos, esto se aleja un poquito. Si señores, esta vez los vampiros son una raza extraña que sale de noche, andan en manadas, de hecho que les gusta la sangre pero lo raro es que, mismas abejas, tienen una reina madre y un panal donde pasan la mayor parte del tiempo.
Aqui vemos a Paul Bettany quien ya hizo de otro sacerdote, pero desquiciado en El Código Da Vinci, lo vimos también como un jugador compulsivo, aventurero que termino como vocero de Heath Ledger en Corazón de Caballero y al lado de la chica de Spiderman en El amor esta en juego. Junto a mi pata Paul está la chinita flacacha de Nikita, Maggie Q, quien ya hizo de asesina en Duro de matar 4.0 y de sexy espía del recontraespionaje en Misión Imposible III.
No dejen de verla, es visualmente entretenida y la historia no es del todo aburrida.

Desde mi iPhone

sábado, 18 de junio de 2011

La canción de Papá Nolo

Llegaba como siempre al terminar la tarde, solitario y meditabundo a su casa.
— Seguramente no hay nadie, —pensaba.
Y era cierto, no había nadie en casa, las niñas de sus ojos, ahora adolescentes, seguramente salieron con mamá o estaban en casa de su cuñada, a quien no acusaba de bruja por que no tenía aún las pruebas suficientes para condenarla inmisericordemente a castigos inquisidores... en fin, seguramente las joyas de su ilusión habrían salido, con sus amigas o con sus enamorados... por que si, ya tenían enamorados (ese tipo de inevitables parásitos insanos y malditos que viven succionando saliva de las bocas de las niñas).
— Quien sabe —pensó papa Nolo—, a lo mejor están... a lo mejor.
Pero no estaban, no había nadie, ni mamá, ni las niñas, peor aún, ni la polilla que siempre lo esperaba en la parte superior izquierda de su puerta y que siempre salía volando cuando esta se abría.
Era la única que en su huida diaria calmaba las ansias de papá Nolo y lo dejaba satisfecho y saludado por ley...
Asi era, cerrando la puerta tras de si, todo era silencio, solo silencio, se escapaba un suspiro que se acongojaba en el pecho, se expandía y dolía...
Entonces papá Nolo tomaba su guitarra y enjugando un poco su nostalgia, cantaba...
Tin tin tun tin tiiiin, tin tin tun tin tiiiiin, tin tin tan tannnnnn.... (guitarra)
—... Tengo dos excusas en mi menteeeee...

—... ayayaaaaay... las quisiera deteneeeeeeer... —concluyó papa Nolo.
Una sonrisa se dibujó en su rostro, la noche ingresaba por su ventana, un viento frío se lo advirtió, otro suspiro, esta vez fue hondo e ingresó tibio a su pecho.
Dejó a un lado su guitarra, se sirvió como todas las noches una copita de vino tinto, lo saboreó y observando el oscurecido cielo, cayo preso de la nostalgia y de aquello que no podía detener: sus mágicas princesas...

martes, 31 de mayo de 2011

Una gran responsabilidad... seamos conscientes al manejar

Ayer tomé mi primera clase teórica de manejo, si señores, decidí aprender a manejar y, la verdad, fue una buena clase, lo que me hace pronosticar que las cinco clases que me quedan, serán mejores.

Y es que, hay que tomar conciencia para manejar, algunos me dicen que es un desperdicio, que manejar es fácil y que los exámenes teóricos se pasan sin problemas, sin embargo, no se trata de gastar dinero, se trata de aprender, se trata del plus que es como en todo lo que uno hace, aprender la ética del tema y manejar con responsabilidad y criterio.

En esta primera clase, el profe nos pasó este video que empieza con la frase del tío Ben, que calo profundo en Peter Parker, el sorprendente Hombre Araña, y, déjenme decirles, a cualquier persona racional, la hace pensar ya que, en todos los casos, quien estará detrás del volante podría ser uno...





Pero dejando de lado si uno está o no detrás del volante, uno se pone a pensar en todo lo que podría ocasionar por irresponsable, causando daño permanente a terceros a quienes ni siquiera conocemos y todo por unos segundos de descuido.

Como dice el profesor, casi el noventa por ciento de accidentes son ocasionados por imprudencia del conductor, el otro diez por ciento por casos de fuerza mayor e imprudencia de peatones, osea, la mayor responsabilidad recae sobre nosotros.

lunes, 9 de mayo de 2011

Marca Perú

Una sensación extraña me invade, algo que empieza en el pecho y da la vuelta por todo mi ser, hinchándome las venas, hinchando imparable el corazón, una alegría poco a poco me domina, mezcla de júbilo e inexplicable serenidad, mezcla de dignidad y humilde satisfacción... comprendo razonablemente entre lágrimas que es orgullo, orgullo de ser peruano y gozar todo lo que este, mi país, me da, orgullo de llevar en mi sangre, el legado de mi raza, de mi historia, de mis tradiciones...
Hace pocos días Promperú presentó la "Marca Perú" con lo que se pretende difundir aún más nuestra cultura en el exterior, para tal fin, se presentó el siguiente documental de apenas 15 minutos, suficiente para despertar el orgullo de ser peruano.

Como ven, se juntaron a iconos actuales de nuestra cultura, embajadores peruanos, que de una u otra manera han llevado el nombre del Perú a muchos lugares y nos han representado bien, entre ellos Gastón Acurio, Javier Wong, Magaly Solier, Rafo León, Sofía Mulanovich, Perú Negro, Gonzalo Torres "Gonzalete", mi pata Carlos "Machín" Alcantara, Dina Paucar, entre otros y aunque faltó Pablo Villanueva "Melcochita", Abelardo Gutierrez "Tongo", Gianmarco y muchos más, entendemos que el bus tiene un límite de pasajeros y que posiblemente harán un nuevo comercial donde los incluyan, además de reconocer que se olvidaron por completo de la amazonía peruana.


Si quieren saber más, dense una vueltita por www.peru.info

Marca Perú

Una sensación extraña me invade, algo que empieza en el pecho y da la vuelta por todo mi ser, hinchándome las venas, hinchando imparable el corazón, una alegría poco a poco me domina, mezcla de júbilo e inexplicable serenidad, mezcla de dignidad y humilde satisfacción... comprendo razonablemente entre lágrimas que es orgullo, orgullo de ser peruano y gozar todo lo que este, mi país, me da, orgullo de llevar en mi sangre, el legado de mi raza, de mi historia, de mis tradiciones...
Hace pocos días Promperú presentó la "Marca Perú" con lo que se pretende difundir aún más nuestra cultura a nivel mundial, para tal fin, se presentó el siguiente documental de apenas 15 minutos, suficiente para despertar el orgullo de ser peruano.

Como ven, se juntaron a iconos actuales de nuestra cultura, embajadores peruanos, que de una u otra manera han llevado el nombre del Perú a muchos lugares y nos han representado bien, entre ellos Gastón Acurio, Javier Wong, Magaly Solier, Rafo León, Sofía Mulanovich, Perú Negro, Gonzalo Torres "Gonzalete", mi pata Carlos "Machín" Alcantara, Dina Paucar, entre otros y aunque faltó Pablo Villanueva "Melcochita", Abelardo Gutierrez "Tongo", Gianmarco y muchos más, entendemos que el bus tiene un límite de pasajeros y que posiblemente harán un nuevo comercial donde los incluyan.

viernes, 15 de abril de 2011

Río, mi loro Fred y el tucán Pepe

Ayer me fui con mi flaquita a ver la película "Rio", cuyos eventos de animación ocurren en nuestro vecino país donde reina la "zamba", así es, hablamos de Brasil, país que visitare algún día y que esta película se encarga de mostrar, cual postal multicolor, con carnaval y todo incluído.

La película se centra en la vida de un guacamayo azul, "Blue", que es atrapado en Brasil y vendido en el mercado negro de mascotas, terminando por accidente en Minessota, yunaites. La gracia es que es el ultimo macho de su especie y para preservarla, tiene que regresar a su natal Rio para tener unas criítas con su hembrita.
Todo iría bien a no ser por que en el camino se cruzan con unos traficantes de mascotas que los secuestran y ahí empiezan los problemas ya que encima este emplumado no sabe volar lo que empeorará todo y le llevará a conocer algunos amigos.
No es un peliculon, pero entretiene y te sacará mas de una carcajada.
En lo personal, me hizo recordar a un loro parlanchín que tuve cuando era niño, mi loro Fred, este no vino de Brasil, lo trajeron de Andahuaylas, provincia de Abancay, terruño de mi madre. Tuvimos por muchos años este lorito que se gano el cariño de la familia con sus travesuras y sus remedos que lo llevaron a su trágico final, pero esa es otra historia, como la del tucán Pepe, mascota piurana que conocí por esas calurosas tierras norteñas allá por mis años de adolescencia y que mas de una vez me dejo con las ganas de retorcerle el pescuezo por que se alucinaba escapista y no había jaula que lo detuviera, después había que buscarlo por las casas de los vecinos.

Desde mi iPhone

martes, 12 de abril de 2011

Sucker Punch… Emily otra vez.

Dos hermanas desamparadas, herederas de una fortuna y un padrastro egoísta que traen como fatal consecuencia la muerte de la menor, excusa para internar en un manicomio a la mayor… este es el preámbulo de una serie de historias fantásticas, resultado de una mente atormentada que busca escapar de la indeseable realidad que la lastima y la sumerge en un mundo surreal de aventuras imposibles. Al mismo estilo de Final Fantasy o un elaborado anime, mezcla de Sailor Moon y los Caballeros del Zodiaco, Zack Sneider (el mismo de 300 y Watchmen), regresa con su sello particular en esta espectacular película que será del deleite de los ya grandecitos por que los muy niños igual se dejaran cautivar por las escenas a manera de cómic o videoclip.
Regresa Emily Browning con su aburrido peinadito, esta vez rubilindo y su insufrible mirada de niña inocente. Me cae bien esta chica, aunque sus papeles hasta el momento me resultan algo monótonos, los hizo bien. Debe ser por el caramelo, es que los papeles de niña dulce, adolorida y maltratada, le caen a pelo (Una serie de eventos desafortunados, La maldición de las hermanas, El barco fantasma, etc.).

Esta vez se le ve ya crecidita, con el mismo semblante, pero… algo diferente. Esta vez es "Babydoll", la chica nueva e inocente en una especie de negocio sucio que incluye prostitución, ella es la chica del baile sensual que cautiva a todos los viejos enfermos que la van a ver por mero placer.
La gracia aquí, es que se trata de un manicomio y todo la película gira en torno a la imaginación de una de las internas llamada SweetPea, quien además imagina mundos alternos cuando Babydoll se concentra en su sexydance… algo así como Inception o le que hacia nuestro querido y afamado Freddy Krueger.
Veamos señores, les va a gustar.

Desde mi iPhone

domingo, 10 de abril de 2011

Los resultados…

Olviden mi post anterior, en realidad, aun no salgo del asombro al enterarme de los resultados de las elecciones presidenciales en mi terruño Lima city, Peru.
No me gusta hablar de política, no es que sea ignorante o reacio al respecto, sucede que es un tema delicado, al igual que el deporte o la religión, todos pensamos diferente y esas diferencias nos sumergen en discusiones interminables sin sentido.
Sin embargo, las noticias paralizaron mi rumbo, al igual que posiblemente el rumbo de nuestro país, no ganó mi candidato, pero ese no es el problema, mi voto fue a consciencia, el problema es que, si pensamos positivamente, habrá segunda vuelta, pero con dos candidatos que nunca debieron alcanzar mayoría… ¿que paso?
Nos vemos obligados ahora a votar por el mal que menos nos perjudique.
Tuvimos la opción de elegir a un buen presidente y miren lo que paso…
Sinceramente, y siendo las ocho y catorce de la noche, veo que nuestro destino es incierto, veo como Sarah Connor al final de Terminator, las nubes grises, la tormenta se avecina…


Desde mi iPhone

Acerca del deber cívico

Hoy en el Perú, todas las personas responsables nos dirigimos a los centros de votación a cumplir con nuestro derecho y deber cívico. Hoy, todos nos ponemos de acuerdo y elegimos a una persona que nos representara por cinco años, el presidente de Perulandia.
Ya tengo el dedo manchado con tinta indeleble, ya marque mi cédula de votación, ya elegí.
Lo que me llama la atención, en relación a votaciones anteriores, es la falta de seguridad, he visto pocos policías, en las elecciones anteriores había un par en cada esquina, note esto por lo que les voy a contar a continuación.
Hablando de otras cosas, cosas indirectas a las elecciones. Como sabemos, hay ley seca, osea, nuestras gargantas están secas y no se pueden refrescar con una chelita, simplemente esta prohibido. Es que no es posible que una persona en estado etílico pueda estar en pleno uso de sus facultades como para tomar una decisión tan importante… ¿O si?
Seré sincero con ustedes, a mi (como a muchos), les incomoda las prohibiciones y siempre queremos ir contra la corriente… aunque suene irresponsable, y, pensando diez mil veces en las consecuencias, decidí tentar al destino, y, antes de salir a votar, cogí esa botellita de ron que mi amigo Carlos me regalo en Navidad y me serví dos vasos whiskeros llenos con su respectivo hielito.
Como todos sabemos, el ron nos embriaga fácilmente, sobretodo si aun no hemos almorzado. Y así sucedió, empece a sentir en mi cuerpo el sopor y la dulzura del roncito entrando en acción.
Nadie se dio cuenta, ni los marineritos de la puerta del colegio, ni los policías al interior, ni los miembros de mesa…
Solo fue un experimento sin querer demostrar nada, solo me di el gusto de ir a votar irresponsablemente ebrio, sin que nadie lo notara, que buena gracia, ¿no?.
Esto nada tuvo que ver con mi decisión ya que dos vasos de ron no hacen perder la lucidez a nadie.
Disculpen mi irresponsabilidad, pero les juro que cumplí con mi deber a cabalidad, juzguenme si desean, pero tengo la satisfacción de haberme dado un gusto personal.

Desde mi iPhone



sábado, 2 de abril de 2011

Dirty Dancing

A propósito del remix de Black Eyed Peas, basada en la canción "the time of mi life" que por estos días esta presente en toda fiesta, antro o combi que se respete, que me hace recordar aquellos años de chibolitud, me siento en la obligación de comentar una película excelente que se estrenó en los años ochenta (digamos que es la época en la cual despertó mi razón para el mundo) y que fue muy comentada, incluso vetada por las altas esferas sociales.
Hablo de "Dirty Dancing", que prácticamente fue como una cachetada con lija para la alta alcurnia. Se trata pues de Jhonny, el chico pobre (Patrick Swayze) que se sustenta con la enseñanza en una escuela de baile, además de recursearse complaciendo a las tías pitucas que necesitaban de ciertos favores que sus regordetes maridos no podían atender. Es una de las mejores películas de mi pata Patrick, después de Ghost, la sombra del amor.

Esto ocurre en un Club exclusivo a orillas del Mountain Lake, Virginia, en los yunaites y todo iba bien para Johnny hasta que Baby apareció y nació el amor. Baby era la hija adolescente de un doc reconocido, que decidió pasar su verano con toda la familia en el club del lago. Fue cuando Baby conoce a Johny en una escuela de baile y todo empezó, como un juego inicialmente y luego, con la sensualidad del baile, el contacto piel con piel y el despertar del sexo, Baby se entrega por completo, hallandose en medio de los perjuicios de los viejos y el amor de Jhonny.
El amor entre clases sociales diferentes en ese entonces, era simplemente algo inaceptable, las viejas pitucas no podían ni siquiera imaginar que algo así sucediera y levantando la ceja y las narices, horrorizadas juzgaban cruelmente situaciones como esta, era imperdonable, pero sucedió.
Es una excelente pelicula, que, a pesar de ser viejita, sigue cautivando a las nuevas generaciones y, aunque ya casi se han superado las diferencias sociales, aun genera comentarios, guardando sus distancias con Joel y Fernanda y Grace y Nicolás de "al fondo hay sitio".
La reseña esta hecha, "Dirty Dancing" no pudo tener mejor cierre y como siempre dicen, para muestra un botón, aquí les dejo el baile final de esta película que se convirtió en un clásico de este genero, al lado de otras como Flash Dance, Footloose y otras mas antiguas como Fiebre de sábado por la noche, etc.

martes, 1 de marzo de 2011

El rito

Después de algún tiempo vuelvo a escribir acerca de una película. Eso no quiere decir que he dejado de ir al cine, no señores, como les dije una vez, el cine es mi vicio, el vicio que me desconecta por completo y a lo Matrix, me sumerge en mundos alternos y totalmente ajenos a la realidad. Es así que desde la ultima vez he visto Megamente, Tres días después, Chloe, , Toy Story 3, Machete, Arthur y los Minimoys, Amor a distancia, Skyline, El Cisne negro, entre otras películas que no llegue a comentar por una u otra cosa…
Pero aquí estoy de nuevo y esta vez fui a ver "El rito", pelicula de terror que no podía dejar de comentar por que nos trae de nuevo a Anthony Hopkins y su calidad interpretativa. Ya lo conocemos, lo hemos visto en papeles similares donde hace del malo de la pelicula, es que mi compadre nos ha dejado personajes tan complejos como el señor Stevens en "Lo que queda del día", Hannibal Lecter en "El silencio de los inocentes", Van Helsing en "Dracula" de Bram Stocker, el presidente estadounidense Richard Nixon en "Nixon", entre otros personajes a los cuales el tío Anthony doto de características propias haciendolos creíbles, todos ellos con gran fuerza y calidad interpretativa, es que el tio es de los de antes, de la vieja escuela como (salvando las distancias y sin afán de mezclarlos) Clint Eastwood, Jack Nicholson, Sean Connery, Gene Hackman, etc.

Es que mi tío Anthony le pone tal vena a sus personajes que los hace únicos, tanto que los convierte en leyenda como Hannibal. Esta vez, mi tío Anthony, es el padre Lucas, un veterano exorcista de la iglesia, quien a pesar de su temple imperturbable, sigue siendo humano y vulnerable, lo que debilita su fe, momento que es aprovechado por el demonio para meterse en su cuerpo y ya lo tienen, Hannibal Lecter con el demonio adentro. La película no es espectacular, pero el simple hecho de ver al tío Anthony con esa cara de perro asado comiendo su hueso que de por si intimida, con un maquillaje infernal y voz demoníaca, es algo que no podía dejar de ver ni comentar.
Así que, si pueden, vayan a verla, la van a encontrar de inmediato, solo busquen la sala que tiene el afiche de la cara del tío Ant que te esta mirando con su ojo demoníaco.
Desde mi iPhone

domingo, 13 de febrero de 2011

Pruebas de cámara - iPhone 4

Hoy estoy de ocioso en mi depa de SM, la family me dejo abandonado y yo que no quería... me senté en mi sala a ver el nublado atardecer sanmiguelino desde mi ventana y se me ocurrió hacer unas pruebas con la cámara de mi iPhone 4 que quiero compartir con ustedes, a tamaño real, sin retoque ni nada, al natural, solo para demostrar la magnitud de los tan despreciados cinco megapíxeles del excelente "teminal de comunicaciones Apple" llamado iPhone 4, claro que para la toma influye el enfoque y el pulso y, como recordaran, desde que me fracturé la mano izquierda, el pulso no es igual con esta. Bueno pues, aquí las fotos...
Un recuerdo de Huaraz:

Un recuerdo de Tarapoto:

Las rosas de mi sala:

Mi Coca-cola heladita:

Y ya para terminar, una panorámica de un atardecer sanmiguelino hecho con la app Panoramatic 360º, lo máximo:

Ahora si los dejo, aun no se si iré al cine o me pasare el resto de la tarde concentrado en el juego estrella de mi iP hone: Dead Space.
Desde mi iPhone

martes, 8 de febrero de 2011

Graffiti en Lince

Hay una iniciativa en el distrito de Lince, aun no se si por parte de la Municipalidad o de alguna agrupación en aras de fomentar el arte y recuperación de las viejas paredes olvidadas...

Esta es una foto tomada en la esquina de Francisco Lazo con Pedro Conde, esta bacán ¿no?.
Desde mi iPhone

martes, 1 de febrero de 2011

Adiós Rimac

Como siempre lo he dicho, soy un nostálgico que se acostumbra sin esfuerzo a las cosas del día a día. Esta vez, a pesar de las poco agradables experiencias vividas en el distrito donde viví casi cinco años, me da cierta nostalgia pensar que en una semana dejare la casa que me dio cobijo por todo este tiempo. Es que ya encontré un departamento pequeño pero acogedor en San Miguel, distrito que conocieron mis pasos allá por mi adolescencia (hace como de diez años, aclarando) y al cual regreso, ahora ya para vivir, espero que por mucho tiempo.
Pero volviendo al Rimac, aunque no lo voy a extrañar, hay cosas que jamás podré olvidar, cosas que se metieron en mi memoria y que se grabaron con láser ultravioleta sobre la neurona diez mil quinientos veinticinco del lóbulo temporal medio por la parte de arribita.
Y que cosas.
Cosas como que una vez hubo epidemia de choros de medidores de agua de las casas que ni siquiera les ponían tapón a los tubos después del robo y las pistas amanecían mojadas por que se tiraban varios medidores por noche, es así que la avenida Capilla recién hechecita hace un tiempo atrás se malogro todita. Sin contar que luego de eso vino sedapal a arreglar no se que cosas por un lado de la pista que estaba buena, conchudamente abrieron un par de zanjas que dejaron abiertas por un par de semanas, tiempo suficiente para que se rompan unos tubos de desagüe y ya se imaginaran, nuevamente toda la avenida mojada, pero esta vez, con ambientador y con pedacitos de materia fecal que daban el toque ideal a la postal. Tres días mas como para que el barrio se perfumara por completo y por varias semanas, luego regreso sedapal, maltapo su hueco, pero tan mal que dejo unos tremendos baches en la pista. Por suerte la arreglaron hace poco y la pista se ve nuevecita.
La movilidad era otro tema, ningún taxista que se quiera, acepta una carrerita por esos lares pasadas las ocho de la noche, no señor, apenas te oyen, arrancan en primera y huyen despavoridos. Si pues, si eres del Rimac, ya tienes una reputación, nadie te quiere y si te quieren es con cuidado. Solo los taxistas cancheros y temerarios aceptan la misión de llevarte, hay algunos que te suben el precio solo por tratarse del Rimac y no queda otra, es el precio que hay que pagar si es que quieres llegar sano y salvo a tu casita ya por la noche.
Este distrito, por cosas del destino, tiene un alto indice de delincuencia, por eso nadie quiere ir de noche y la gente que llega de noche a su casa, pues, tiene que tomar precauciones. Te puedes cruzar con los pirañas, chibolos descarriados y sin una pizca de entendimiento que noche a noche llevan a cabo su lucha territorial tirándose piedras, palos y fierros de un lado a otro, si te cruzas con ellos, te darán una golpiza o te usaran como escudo, si eres piña, te pueden cogotear en la puerta de tu casa y dejarte hasta sin zapatos. Si subes a una mototaxi, nada es seguro, a mitad de camino puede subir otro piraña y entre los dos te despojaran de todas tus pertenencias. Si eres aún mas piña, algún faite te hará la bronca solo por que le caíste mal y solo te dejara pasar si le das una propinita. Luego de eso, lo común, te cruzaras con gente de mal vivir, borrachos, fumones, matones... La gente es así.
Aun hay algo peor, aquí la gente no tiene nada que hacer, si se les antoja pueden ponerse a chupar un dia de semana, sacan su mesita y sus sillas y se emborrachan hasta el amanecer con la música a todo volumen, gritandose y riendose a carcajadas hasta que uno se queda dormido ya de cansancio. Ni se te ocurra decirles algo por que se arma la bronca de la noche, se te tiran encima en mancha insultandote y mentandote la madre, si escapas de su irracionalidad, se agarran con tus lunas y te las rompen a pedradas. ¿Y serenazgo? ¿Y la policía? Uno pierde su tiempo llamandolos, te puedes pasar horas llamando a la comisaría del sector o a serenazgo, por que no van a venir, te toman los datos para pasearte un rato y luego te dicen que vendran, pero nunca vienen, osea, estas solo. Y muy solo por que si reclamas y se te tiran encima estas bestias, ningún vecino te apoyara así te estén sacando la michi.
Pero no todo es feo, el Rimac es un distrito histórico, tiene sus sitios turísticos como el cerro San Cristóbal, la Alameda de los descalzos o la Plaza de Acho. En cualquier esquina puedes encontrar los mas deliciosos potajes como cevichitos, yuquitas, picarones, emolientes, anticuchos, mazamorra morada, sopa de mote, higadito frito y la aun joven hamburguesa entre otras cosas.
Ojo que no toda la gente es así, solo la mayoría... no, mentira, también hay gente buena, decente y trabajadora que sacan pecho por el distrito y que tiene que vivir con la reputación ganada por los indeseables que le dan mala imagen al distrito.
Pero ya me despedí del Rimac, mi carro de mudanzas ingreso por la avenida Tarapaca para ingresar por Pizarro y una imagen se quedo grabada en mi mente como la imagen símbolo de este distrito: un montón de basura humeante en la verma central de Tarapaca. Si, conozco el Rimac desde hace casi diez años y esta imagen es la misma de siempre. Es como si esa fuera la cuadra de acopio de basura, siempre ha estado así, se ha mantenido sucia y descuidada por todos estos años y solo espero que algún día el Rimac cambie, que su gente cambie y esa imagen delincuencial que mantiene, se esfume para siempre, dando lugar a una nueva y mejor imagen para el distrito.

Desde mi iPhone



sábado, 29 de enero de 2011

Pintor de amanecida…

Mañana es la mudanza y hoy me toco de pintor de brocha gorda.


Ya casi esta terminado, espero tener todo listo al amanecer para la llegada de los muebles y todos los cachivaches que darán a este departamentito el calorcito de hogar…
Siendo pasada la media noche, ya todo va quedando y hoy será mi primera noche en este mi pequeño cuchitril.

Desde mi iPhone

domingo, 23 de enero de 2011

Iquitos: día uno

El primer día, llegamos como a media mañana al aeropuerto, a diferencia de Tarapoto, aquí el sol no te fríe la piel, aquí el ambiente es caliente y te pega de frente con el viento, se siente el bochorno al toque y, no hay de que avergonzarse, el que no esta acostumbrado, suda, y yo, que soy ligeramente robusto pues, un poquito mas, hasta mojar medio polo.
Nos recogieron para llevarnos al hotel, el Dorado "chico", así le conocen ya que esta el Dorado "grande" en la plaza de armas que es cinco estrellas, moderno y bacán, sobre todo por la piscina.
Sin embargo, a pesar que el hotel es acogedor y el personal te atiende muy bien, tiene sus cositas, empezando por los cuartos, nos dieron unos cuartos en el primer piso, que tenían un penetrante olor a humedad que se te metia por las narices, el baño era bien chiquito y el cuarto no tenía ventanas. Luego nos cruzamos con un animalito del bosque que estaba paseando por la piscina, eso no tendría nada de malo de ser un majaz, un ronsoco o hasta un maquisapa, pero no señores, se trataba nada mas y nada menos que de una criollísima rataza que parece que vivía bien en este hotel por que estaba grandaza. Y eso que el hotel es tres estrellas, con bonitas instalaciones, aire acondicionado en las habitaciones, friobar y cable, conexión wifi, internet, restaurante, piscina (ya lo había dicho), en fin, tiene todo lo que uno necesita, pero la rata grandaza no creo que sea una necesidad para mi.
Ya instalados en el hotel, la primera pregunta fue: ¿Donde almorzamos ahora? Preguntamos en recepción y nos dieron un dato buenazo: al frío y al fuego…
Sin mas ni mas tomamos una mototaxi (transporte por excelencia aquí que cobra entre dos y cuatro soles dependiendo del destino) y nos fuimos en pos de nuestro richi (por que la hora del richi es sagrada). Resulta que es un restaurante flotante que se encuentra en medio del río Amazonas hacia el cual vas solo en lancha (aclaro que el transporte es gratis y lo pone el restaurante), este restaurante tiene una vista excelente, además tiene una pequeña piscina donde uno se puede bañar, los dos únicos detalles son que, salvo el agua de Cocona y el Mixto Regional, no hay platos regionales siendo casi todo a la parrilla. Es agradable aún así almorzar aquí, con la vista hermosa, el airecito fresco del río y la atención excelente. Ah, me olvidaba del otro detalle y es que casi todo cuesta un ojo de la cara aunque sea una simple ensalada, así que hay que ir preparados con nuestros soles y si son billetes, mejor.
Ya relajados nos regresamos en lancha y queríamos ver y comer el famoso suri, vivito y coleando, preguntando y preguntando, nos dijeron que podríamos encontrar en el mercado de Bellavista eso y mucho mas. Otra vez en mototaxi nos fuimos al mercado de Bellavista y, efectivamente, encontramos de todo, empezando por los refrescos de Cocona, Piña y Aguaje (aguajina). Encontramos también las frutas que son las mismas de los refrescos, además de la uvilla, que es como una uva grande, de la misma textura y sabor, con una única pepa del tamaño de una cancha criolla pero con la sorpresa que es viscosa y le quita un poco el gusto a esta fruta. El ají charapita es un tema aparte, son unos ajicitos de menos de cinco milímetros de diámetro, eso si, no los juzguen por su tamaño, no señor, si han probado el pipí de mono (ají de nuestro condecorado cebiche), haciendo la comparación, este pica como cien veces mas, con decirles que te deja la lengua con un ardor terrible como si te la hubieran pelado y si te la pasas... te compadezco. También hay plátano maduro, pescado fresco de río, Tucumare, Gamitana, entro otros. Las tías de la zona venden el pescado recién salidito del río Amazonas a la parrilla, carne de lagarto, plátano maduro, mas allá te venden huevos de Taricaya (tortuga) en su propio aceite (que sabe horrible) y, por fin, el famoso suri en brochetas o vivo, según quiera el comensal. El suri es un gusano regordete y grasoso que vive en los arboles caídos del aguaje en medio de la selva. Esta vez, el comensal era yo, que, curioso y frustrado desde Tarapoto, deseaba saber a que sabia este gusanito tan peculiar. Ya en el mercado de Bellavista y con una linda charapa de vendedora de suris, quise empujarme uno vivo al mismo estilo de Bear Grylls en Zambia, pero al verlo todo embadurnado en residuos del árbol podrido del aguaje, que, imagino, estaba mezclado con sus propias materias fecales, por temor a pescar alguna infección estomacal, decidí comerme unas brochetitas, ligeritas para quitarle la curiosidad acerca de su sabor. Resulta que las charapitas solo los ensartan en los palitos tipo anticucho y lo ponen de frente a las brasas, sin mas ni mas, sin condimento ni aderezo, al natural, por lo que, lo que podría tener un sabor especifico, termina siendo una comida con textura a queso edam, sin sabor a queso edam, mas bien como si se comiera una bolsa plástica o un chicle digerible… algo así.
Luego de esta aventura, regresamos al hotel y nos dormimos a pierna suelta toda la tarde, algo común en personas que se pasan a cien por hora, las dieciséis horas al día, seis veces por semana, sin descanso ni consideración de los clientes que no entienden que el domingo es día de descanso y que VACACIONES se escribe en mayúsculas. Por suerte en Iquitos no hay señal de Nextel, lo que nos hizo el descanso mas relajado y la señal de Claro (que se jacta de su cobertura a nivel nacional) se perdía a cada rato.
Despertamos como a las siete de la noche y con las tripas sonando nos fuimos en pos de mas richi para saciar el hambrecita, hambre que paramos con un delicioso chicharrón de lagarto y un refrescante jugo de Camucamu en nada mas y nada menos que en el restaurante "la cafetería del Amazonas" del segundo piso de "la casa de fierro", como su nombre lo dice, hecha totalmente de fierro y diseñada por el mismísimo Gustave Eiffel, si, el mismo de la torre.
Pero que dijeron, de aquí se fueron a dormir, no señor, ya teníamos nuestras entradas para el Noanoa, la discoteca popular de Iquitos por estos días, lo maximo, donde recibimos el nuevo año como se merece y donde bailamos y celebramos rodeados de payasos, arlequines, bailarines con zancos, maripositas, globos, matracas, serpentinas, charapitas y mas charapitas.

Luego de eso, a dormir por que nos venían a recoger temprano para ir al albergue por los tres días siguientes…
Desde mi iPhone

sábado, 15 de enero de 2011

Los letreros ignorados

Resulta que en Lima, nuestra ciudad capital, como en las principales capitales del mundo, existen señales de tránsito, letreros y avisos que nos informan de algo que debemos hacer o dejar de hacer, sin embargo, lo que nos diferencia del resto del mundo, es el caso omiso que damos a estas señales, hoy estuve en Magdalena, entre Pershing y Aliaga y miren lo que vi:


Como dice una conocida frase publicitaria: "una imagen vale mas que mil palabras". Y que se puede decir, el letrero esta ahí, pero nadie lo ve o no lo quiere ver, no hay un policía de tránsito que lo haga valer y serenazgo había estacionado su carro a media cuadra de Aliaga sobre la vereda y el pata que estaba adentro estaba muy cansado por que estaba durmiendo.
Cosas de nuestra querida Lima natal.
Desde mi iPhone

jueves, 6 de enero de 2011

¡¡¡Se quemó el burrito!!!

Señoras y señores, damas y caballeros, soy el mensajero de esta ingrata noticia, yo mismo no podía creer lo que veían mis ojos, si, eran los bomberos apagando las ultimas llamas del letrero luminoso del burrito.
Al parecer, un corto circuito provoco las llamas que no respetaron el santuario chupistico de nuestra diversión. Si pues señores, el burrito ya tiene sus años y hasta casi una década si no es mas. Aquí era el centro de reunión con los patas para los cumpleaños, juergas, despedidas o simplemente para llevar a una flaquita para bailar y hacer chongo.
No pues, no puedo creer que se quemara, es que tengo tantos recuerdos en el burrito que ya es parte de mi historia y estoy seguro que de muchos de ustedes también, es parte de la cultura juerguística a la cual no podemos estar ajenos.

Aunque, viendolo por el lado positivo, a lo mejor mi pata Alberto W. (el dueño) debería aprovechar para hacer una remodelación ya que el local queda chico los fines de semana y a veces no se puede ni entrar. Ya pues Alberto, no seas tacaño, mira que te pagamos calladitos y eso que cobras antes de servir, nos la debes así que, hacerle unas cuantas mejoras al local va a ser favorable para todos y ya estoy a la espera de la próxima reapertura para ir a bailar como siempre a las doce de la noche con el burro y la burra.
Desde mi iPhone

Diario de viaje: Día 9

Llegamos a Cusco a la una y cuarenta de la madrugada, mi idea era ir al terminal y dormir ahí a esperar el bus que sale a las cinco de la ma...

Entradas Populares

La reproducción parcial o total de cuentos y fotografías publicadas deben llevar una referencia al autor o al blog
©2009 El Blog de Lucy • Jorge Ortega • Todos los derechos reservados