viernes, 15 de abril de 2011

Río, mi loro Fred y el tucán Pepe

Ayer me fui con mi flaquita a ver la película "Rio", cuyos eventos de animación ocurren en nuestro vecino país donde reina la "zamba", así es, hablamos de Brasil, país que visitare algún día y que esta película se encarga de mostrar, cual postal multicolor, con carnaval y todo incluído.

La película se centra en la vida de un guacamayo azul, "Blue", que es atrapado en Brasil y vendido en el mercado negro de mascotas, terminando por accidente en Minessota, yunaites. La gracia es que es el ultimo macho de su especie y para preservarla, tiene que regresar a su natal Rio para tener unas criítas con su hembrita.
Todo iría bien a no ser por que en el camino se cruzan con unos traficantes de mascotas que los secuestran y ahí empiezan los problemas ya que encima este emplumado no sabe volar lo que empeorará todo y le llevará a conocer algunos amigos.
No es un peliculon, pero entretiene y te sacará mas de una carcajada.
En lo personal, me hizo recordar a un loro parlanchín que tuve cuando era niño, mi loro Fred, este no vino de Brasil, lo trajeron de Andahuaylas, provincia de Abancay, terruño de mi madre. Tuvimos por muchos años este lorito que se gano el cariño de la familia con sus travesuras y sus remedos que lo llevaron a su trágico final, pero esa es otra historia, como la del tucán Pepe, mascota piurana que conocí por esas calurosas tierras norteñas allá por mis años de adolescencia y que mas de una vez me dejo con las ganas de retorcerle el pescuezo por que se alucinaba escapista y no había jaula que lo detuviera, después había que buscarlo por las casas de los vecinos.

Desde mi iPhone

martes, 12 de abril de 2011

Sucker Punch… Emily otra vez.

Dos hermanas desamparadas, herederas de una fortuna y un padrastro egoísta que traen como fatal consecuencia la muerte de la menor, excusa para internar en un manicomio a la mayor… este es el preámbulo de una serie de historias fantásticas, resultado de una mente atormentada que busca escapar de la indeseable realidad que la lastima y la sumerge en un mundo surreal de aventuras imposibles. Al mismo estilo de Final Fantasy o un elaborado anime, mezcla de Sailor Moon y los Caballeros del Zodiaco, Zack Sneider (el mismo de 300 y Watchmen), regresa con su sello particular en esta espectacular película que será del deleite de los ya grandecitos por que los muy niños igual se dejaran cautivar por las escenas a manera de cómic o videoclip.
Regresa Emily Browning con su aburrido peinadito, esta vez rubilindo y su insufrible mirada de niña inocente. Me cae bien esta chica, aunque sus papeles hasta el momento me resultan algo monótonos, los hizo bien. Debe ser por el caramelo, es que los papeles de niña dulce, adolorida y maltratada, le caen a pelo (Una serie de eventos desafortunados, La maldición de las hermanas, El barco fantasma, etc.).

Esta vez se le ve ya crecidita, con el mismo semblante, pero… algo diferente. Esta vez es "Babydoll", la chica nueva e inocente en una especie de negocio sucio que incluye prostitución, ella es la chica del baile sensual que cautiva a todos los viejos enfermos que la van a ver por mero placer.
La gracia aquí, es que se trata de un manicomio y todo la película gira en torno a la imaginación de una de las internas llamada SweetPea, quien además imagina mundos alternos cuando Babydoll se concentra en su sexydance… algo así como Inception o le que hacia nuestro querido y afamado Freddy Krueger.
Veamos señores, les va a gustar.

Desde mi iPhone

domingo, 10 de abril de 2011

Los resultados…

Olviden mi post anterior, en realidad, aun no salgo del asombro al enterarme de los resultados de las elecciones presidenciales en mi terruño Lima city, Peru.
No me gusta hablar de política, no es que sea ignorante o reacio al respecto, sucede que es un tema delicado, al igual que el deporte o la religión, todos pensamos diferente y esas diferencias nos sumergen en discusiones interminables sin sentido.
Sin embargo, las noticias paralizaron mi rumbo, al igual que posiblemente el rumbo de nuestro país, no ganó mi candidato, pero ese no es el problema, mi voto fue a consciencia, el problema es que, si pensamos positivamente, habrá segunda vuelta, pero con dos candidatos que nunca debieron alcanzar mayoría… ¿que paso?
Nos vemos obligados ahora a votar por el mal que menos nos perjudique.
Tuvimos la opción de elegir a un buen presidente y miren lo que paso…
Sinceramente, y siendo las ocho y catorce de la noche, veo que nuestro destino es incierto, veo como Sarah Connor al final de Terminator, las nubes grises, la tormenta se avecina…


Desde mi iPhone

Acerca del deber cívico

Hoy en el Perú, todas las personas responsables nos dirigimos a los centros de votación a cumplir con nuestro derecho y deber cívico. Hoy, todos nos ponemos de acuerdo y elegimos a una persona que nos representara por cinco años, el presidente de Perulandia.
Ya tengo el dedo manchado con tinta indeleble, ya marque mi cédula de votación, ya elegí.
Lo que me llama la atención, en relación a votaciones anteriores, es la falta de seguridad, he visto pocos policías, en las elecciones anteriores había un par en cada esquina, note esto por lo que les voy a contar a continuación.
Hablando de otras cosas, cosas indirectas a las elecciones. Como sabemos, hay ley seca, osea, nuestras gargantas están secas y no se pueden refrescar con una chelita, simplemente esta prohibido. Es que no es posible que una persona en estado etílico pueda estar en pleno uso de sus facultades como para tomar una decisión tan importante… ¿O si?
Seré sincero con ustedes, a mi (como a muchos), les incomoda las prohibiciones y siempre queremos ir contra la corriente… aunque suene irresponsable, y, pensando diez mil veces en las consecuencias, decidí tentar al destino, y, antes de salir a votar, cogí esa botellita de ron que mi amigo Carlos me regalo en Navidad y me serví dos vasos whiskeros llenos con su respectivo hielito.
Como todos sabemos, el ron nos embriaga fácilmente, sobretodo si aun no hemos almorzado. Y así sucedió, empece a sentir en mi cuerpo el sopor y la dulzura del roncito entrando en acción.
Nadie se dio cuenta, ni los marineritos de la puerta del colegio, ni los policías al interior, ni los miembros de mesa…
Solo fue un experimento sin querer demostrar nada, solo me di el gusto de ir a votar irresponsablemente ebrio, sin que nadie lo notara, que buena gracia, ¿no?.
Esto nada tuvo que ver con mi decisión ya que dos vasos de ron no hacen perder la lucidez a nadie.
Disculpen mi irresponsabilidad, pero les juro que cumplí con mi deber a cabalidad, juzguenme si desean, pero tengo la satisfacción de haberme dado un gusto personal.

Desde mi iPhone



sábado, 2 de abril de 2011

Dirty Dancing

A propósito del remix de Black Eyed Peas, basada en la canción "the time of mi life" que por estos días esta presente en toda fiesta, antro o combi que se respete, que me hace recordar aquellos años de chibolitud, me siento en la obligación de comentar una película excelente que se estrenó en los años ochenta (digamos que es la época en la cual despertó mi razón para el mundo) y que fue muy comentada, incluso vetada por las altas esferas sociales.
Hablo de "Dirty Dancing", que prácticamente fue como una cachetada con lija para la alta alcurnia. Se trata pues de Jhonny, el chico pobre (Patrick Swayze) que se sustenta con la enseñanza en una escuela de baile, además de recursearse complaciendo a las tías pitucas que necesitaban de ciertos favores que sus regordetes maridos no podían atender. Es una de las mejores películas de mi pata Patrick, después de Ghost, la sombra del amor.

Esto ocurre en un Club exclusivo a orillas del Mountain Lake, Virginia, en los yunaites y todo iba bien para Johnny hasta que Baby apareció y nació el amor. Baby era la hija adolescente de un doc reconocido, que decidió pasar su verano con toda la familia en el club del lago. Fue cuando Baby conoce a Johny en una escuela de baile y todo empezó, como un juego inicialmente y luego, con la sensualidad del baile, el contacto piel con piel y el despertar del sexo, Baby se entrega por completo, hallandose en medio de los perjuicios de los viejos y el amor de Jhonny.
El amor entre clases sociales diferentes en ese entonces, era simplemente algo inaceptable, las viejas pitucas no podían ni siquiera imaginar que algo así sucediera y levantando la ceja y las narices, horrorizadas juzgaban cruelmente situaciones como esta, era imperdonable, pero sucedió.
Es una excelente pelicula, que, a pesar de ser viejita, sigue cautivando a las nuevas generaciones y, aunque ya casi se han superado las diferencias sociales, aun genera comentarios, guardando sus distancias con Joel y Fernanda y Grace y Nicolás de "al fondo hay sitio".
La reseña esta hecha, "Dirty Dancing" no pudo tener mejor cierre y como siempre dicen, para muestra un botón, aquí les dejo el baile final de esta película que se convirtió en un clásico de este genero, al lado de otras como Flash Dance, Footloose y otras mas antiguas como Fiebre de sábado por la noche, etc.

Diario de viaje: Día 9

Llegamos a Cusco a la una y cuarenta de la madrugada, mi idea era ir al terminal y dormir ahí a esperar el bus que sale a las cinco de la ma...

Entradas Populares

La reproducción parcial o total de cuentos y fotografías publicadas deben llevar una referencia al autor o al blog
©2009 El Blog de Lucy • Jorge Ortega • Todos los derechos reservados