martes, 21 de junio de 2011

Priest: el sicario de Dios

En un mundo alterno, donde los humanos y los vampiros reinan la tierra, donde la religión es una doctrina inherente a la persona y la iglesia lidera el destino de la humanidad, las constantes batallas entre ambas razas, una parásita de sangre y la otra sobreviviente, surgen como salvadores de la humanidad, los sacerdotes (priest, in "inglish"), luchadores hábiles, adiestrados por la iglesia para acabar con la amenazante raza de los vampiros. Pero cuando los vampiros son casi exterminados y confinados al destierro, los sacerdotes no tenían ya razón de ser y por orden suprema tuvieron que reintegrarse a una sociedad que les temía y que solo los veían por lo que eran: unos asesinos despiadados.

Mas o menos de eso trata la peli, aunque pensé que era de los clásicos vampiros que detestan el ajo, el agua bendita, las estacas y los crucifijos, esto se aleja un poquito. Si señores, esta vez los vampiros son una raza extraña que sale de noche, andan en manadas, de hecho que les gusta la sangre pero lo raro es que, mismas abejas, tienen una reina madre y un panal donde pasan la mayor parte del tiempo.
Aqui vemos a Paul Bettany quien ya hizo de otro sacerdote, pero desquiciado en El Código Da Vinci, lo vimos también como un jugador compulsivo, aventurero que termino como vocero de Heath Ledger en Corazón de Caballero y al lado de la chica de Spiderman en El amor esta en juego. Junto a mi pata Paul está la chinita flacacha de Nikita, Maggie Q, quien ya hizo de asesina en Duro de matar 4.0 y de sexy espía del recontraespionaje en Misión Imposible III.
No dejen de verla, es visualmente entretenida y la historia no es del todo aburrida.

Desde mi iPhone

sábado, 18 de junio de 2011

La canción de Papá Nolo

Llegaba como siempre al terminar la tarde, solitario y meditabundo a su casa.
— Seguramente no hay nadie, —pensaba.
Y era cierto, no había nadie en casa, las niñas de sus ojos, ahora adolescentes, seguramente salieron con mamá o estaban en casa de su cuñada, a quien no acusaba de bruja por que no tenía aún las pruebas suficientes para condenarla inmisericordemente a castigos inquisidores... en fin, seguramente las joyas de su ilusión habrían salido, con sus amigas o con sus enamorados... por que si, ya tenían enamorados (ese tipo de inevitables parásitos insanos y malditos que viven succionando saliva de las bocas de las niñas).
— Quien sabe —pensó papa Nolo—, a lo mejor están... a lo mejor.
Pero no estaban, no había nadie, ni mamá, ni las niñas, peor aún, ni la polilla que siempre lo esperaba en la parte superior izquierda de su puerta y que siempre salía volando cuando esta se abría.
Era la única que en su huida diaria calmaba las ansias de papá Nolo y lo dejaba satisfecho y saludado por ley...
Asi era, cerrando la puerta tras de si, todo era silencio, solo silencio, se escapaba un suspiro que se acongojaba en el pecho, se expandía y dolía...
Entonces papá Nolo tomaba su guitarra y enjugando un poco su nostalgia, cantaba...
Tin tin tun tin tiiiin, tin tin tun tin tiiiiin, tin tin tan tannnnnn.... (guitarra)
—... Tengo dos excusas en mi menteeeee...

—... ayayaaaaay... las quisiera deteneeeeeeer... —concluyó papa Nolo.
Una sonrisa se dibujó en su rostro, la noche ingresaba por su ventana, un viento frío se lo advirtió, otro suspiro, esta vez fue hondo e ingresó tibio a su pecho.
Dejó a un lado su guitarra, se sirvió como todas las noches una copita de vino tinto, lo saboreó y observando el oscurecido cielo, cayo preso de la nostalgia y de aquello que no podía detener: sus mágicas princesas...

Diario de viaje: Día 9

Llegamos a Cusco a la una y cuarenta de la madrugada, mi idea era ir al terminal y dormir ahí a esperar el bus que sale a las cinco de la ma...

Entradas Populares

La reproducción parcial o total de cuentos y fotografías publicadas deben llevar una referencia al autor o al blog
©2009 El Blog de Lucy • Jorge Ortega • Todos los derechos reservados