domingo, 8 de agosto de 2010

El Origen...

Resulta que alguien me dijo que esta película no era para cualquier persona, por que era “para entenderla” y que si uno no se concentraba, no le iba a gustar, osea, me dijo que no era para “bestias” como yo, que para cualquier persona común y silvestre le sería difícil… bueno, ya la vi y saqué mis conclusiones: la persona que me dijo esto, no se concentró y por ende, no la entendió…

Sólo les puedo decir que es una película bacán que habla de los sueños, del subconsciente y el laberinto que se puede generar al ingresar en ellos. En realidad, este no es un tema nuevo, fue harto explotado por mi pata Freddy Krueger que vivía en los sueños de sus víctimas y se adentraba más allá, un sueño dentro de otro para atormentar a la gente…

El Origen trata de algo similar, de una especie de agentes que trabajan en esto e inducen al sueño a alguien y se meten en ellos para explorar el subconsciente en busca de ideas o secretos valiosos para venderlos al mejor postor. La gracia sucede cuando esta gente entrenada en esto, trata de hacer lo mismo que Freddy pero no para matar a alguien, sino para sembrar una idea cuyas consecuencias eran de interés para un mafioso que devolvería la vida perdida del agente Dom Cobb quien hace que la persona objetivo, sueñe dentro del sueño de su sueño para explorar aún más el subconsciente, generando una especie de niveles de sueño… algo complejo, si, pero nada complicado de entender.


Resulta que en la práctica (según la película), sólo se había logrado dos niveles de sueño y un tercer nivel era peligroso, sin embargo, según avanza la película, es necesario un cuarto nivel y hasta descubrimos un quinto nivel escondido…

Todo hubiera ido bien a no ser por el desequilibrio emocional del agente Dom Cobb quien se sentía culpable por el suicidio de su ñori y guardaba este desequilibrio muy al interior de su subconsciente y obviamente este desequilibrio saltaba y le asaltaba cuando estaba chambeando en el sueño inducido.

Aunque al final no sabemos si es cierto ya que se da a entender que toda la película no es más que otro sueño de DiCaprio a quien le cae bien el papel de personaje atormentado por un pasado misterioso que trata de ocultar.

Y ya vimos a DiCaprio en la película de Scorsese (La Isla Siniestra) en otra situación similar haciendo el papel de un enfermo mental quien se niega aceptar la realidad tras el suicidio de su esposa luego de asesinar a sus hijos y se crea una realidad alterna que poco a poco se desmorona devolviéndolo a la realidad.


Esta dos películas son dignas de ver, se las recomiendo y nuevamente, al estilo de Bruno, nos vemos en el cine…

No hay comentarios.:

Diario de viaje: Día 9

Llegamos a Cusco a la una y cuarenta de la madrugada, mi idea era ir al terminal y dormir ahí a esperar el bus que sale a las cinco de la ma...

Entradas Populares

La reproducción parcial o total de cuentos y fotografías publicadas deben llevar una referencia al autor o al blog
©2009 El Blog de Lucy • Jorge Ortega • Todos los derechos reservados