Papá Nolo y los JB's

Papá Nolo estaba durmiendo tranquilo en su camita, calientito a las siete de la mañana, soñaba con el próximo estreno de terminator 4, se alucinaba mismo Schwarzenegger saliendo de los escombros disparando por doquier a lo que se moviera, cuando de pronto, las dos mocosas del demonio le saltaron encima llenándolo de besos y abrazos mientras le pedían casi hasta el suplicio que les comprara las entradas para el concierto de los JB´s... sobresaltado y fastidiado apenas abrió un ojo y gruñendo les dijo que lo dejaran dormir, pero las mocosas estas como jodían...

— ¡No sé, no sé! ¡váyanse al colegio!... les decía.

— ¡Ya pueeeeeeeessssss!!!! —respondieron ellas mientras le clavaban en el corazón esa mirada vidriosa de pupilas dilatadas.

Se quedó callado sin saber de que hablaban mientras las miraba sorprendido casi enternecido y respondió cachaciento:

— Déjenme pensarlo...

Ellas se pararon ofendidas y la menor antes de retirarse ordenó:

— Se las entregas a mi mamá para que las traiga... —se pararon de la cama y alargando el cuello se alejaron sin voltear a despedirse.

— ¡Carajo! ¡mocosas estas! sólo faltó que me pegara... —pensó papá Nolo estirando los brazos ya dispuesto a levantarse.

Eran ellas dos lindas niñas menores de quince, preciosas, candorosas, angelicales de mirada inocente, llevaban sobre la cabeza la luz de sus aureolas y en la espalda dos algodonosas alas, su voz, su voz era como el cantico de villancicos en navidad, eran la admiración de las visitas, la adoración de la familia quienes orgullosas las ponían de ejemplo a sus engendros por que ellos, no sabían la verdad...

¡Ahhhhh! (suspiro)... ¡la vida de papá Nolo!, las ve crecer y crecer de a poquitos, se le apachurra el corazón con cada día de vida de sus hijas, las adora hasta el cansancio y ellas lo adoran a el y lo llaman "papito", juegan con el, lo llenan de besos y lo apachurran, las consiente en todo, claro, a cambio de las notas y los deberes, las cosas no son tan fáciles para ellas.

Pero pasaron los años y un día, como sucede con todos los niños del mundo, sin más ni más, por los caprichos de la naturaleza, sin aviso y sin oportunidad alguna, ¡crecieron!.

Para papá Nolo las cosas cambiaron cuando ellas crecieron, dejaron de ser niñas y se autodenominaron "mayores de edad" (cuando la situación lo amerite, por supuesto), aún sin aprender a lavarse bien la cara los domingos. Papá Nolo dejo de ser "papito" y ahora solo recibía muecas de fastidio y aburrimiento cada vez que se acercaba a ellas, era el sonsonazo que se reía sólo después de hacer un chiste en la mesa para matar el silencio, era el bullero que llegaba en las noches cantando sus rancheras, sólo, pero que fastidiaba a las "nenas" que escuchaban su música de "errrbedéééé", era el que renegaba cuando encontraba las ropas y mochilas del colegio tiradas por donde cayeran, se volvió el oso gruñon de la casa... pero pobre de el si se levantaba en dos patas y rugiendo reclamara respeto, a las nenas no se les toca porque les daba su chiripiolca y chillaban y gritaban hasta más no poder, escandalizadas por el reclamo, por que ya no eran bebes y tenían que ser tratadas diferente, que por que no las dejaban vivir... mamá osa se interponía entre ellos entrre el oso gruñon y las escandalosas osesnas diciéndole que están en la edad, que las comprenda, que ya no son niñas, que ya lo entenderán.

Furibundo, papá Nolo asado y refunfuñando se iba a su cuarto a ver tele... le cagaron el desayuno del domingo.

Esos eran sus días ahora, adiós a las niñas adoradas, adiós a los años dorados, ahora apenas le hablaban, ni el saludo siquiera. Y papá Nolo se acostumbró a eso, creando anticuerpos, prefirió llevar su vida evitando reventarse el hígado y simplemente, las ignoró...
Pero esa mañana, papá Nolo abrió su ojo sorprendido ya que hace casi un año que no despertaba de esa manera, con las niñas de sus ojos saltándole, apachurrándole y dándole de besos.
¿Que había sucedido?.
Las niñas que ya no eran niñas sino "mayores de edad" por favor, escucharon en las noticias que las entradas para el segundo día de concierto de los JB´s se habían agotado, después de ordenar toda la semana a mamá Lili que las compre y como no lo hizo, sintieron que se quedarían sin su capricho cumplido y desesperadas ante la posibilidad de quedarse sin ver a los mocosos estos, tuvieron que olvidar sus presunciones de niñez-adolescencia y el único sonso que las podía aún complacer en ese momento era "papito Nolo". ¿Qué hacer entonces?. Apelar al débil corazón de papá Nolo, olvidar por un momento su orgullo y rebajarse a pedirle a "papito" les compre las entradas para el primer día de concierto.
Llegaron a la puerta del cuarto de papá Nolo se miraron y encogiéndose de hombros abrieron la puerta, lo vieron bien acurrucado debajo de sus sábanas, se volvieron a mirar y misma película de Swat, diciendo para sus adentros ¡¡¡Go, go, go, go!!! ingresaron amorosas a despertarlo...
Pero papá Nolo se había endurecido, ya no era el de antes y no estaba dispuesto a satisfacer caprichos después de casi un año soportando malcriadeces de sus "mayorcitas"... empezó su día inesperado dispuesto a darles una lección a semejantes diablitas, el destino era generoso y le dio la oportunidad de vengarse... ¡Si!, ¡era su oportunidad!... jajajajajaja, la venganza es dulce y que delicioso sabor deja en los labios, jajajajajaja...

Papá Nolo en su trabajo en conversación con su yo interior: 
¿cuanto estarán las entradas?... revisando la web del concierto... no cuesta mucho... este... ¡ejem!... no, no, no, no se merecen ir y no les compraré nada... a ver, que lugares hay disponibles... ah, mira, hay sitio todavía... pero no les compraré nada, no, no, no, si serán estas... aunque... no se... pobrecitas... están tan ilusionadas... ¡cálmate!, ya se tomó la decisión y no lo haré, ¡que sufran!... pero... esos ojitos tan lindos... ¡mira! ¡se puede pagar con tarjeta de crédito!, ¡que bacán!... oe, en que quedamos... si ya sé, pero... pero que... es que... es que nada compare... ¡ya sé!... que... les compraré la entrada más barata para que no vean nada, jajajajaja... jajajaja, no seas malo... ¿entonces las compro?... oe, reacciona chochera... sabes que compare, no molestes, las comprare... de verdad que eres un huevón, fácil te la hacen... a lo mejor recapacitan pues... bueeeeno, después no te quejes, ah... son mis hijas pues...

Esa noche en el concierto de los JB's, las hijas de Nolo se tomaron fotos, grabaron sus videos, gritaron en coro hasta la afonía, lloraron, saltaron, se desmayaron, despertaron y volvieron a gritar y a pesar de estar en un lugar no muy privilegiado en el estadio, estuvieron ahí, se salieron con la suya...
Papá Nolo, trabajo ese día, como todos los días hasta muy tarde y regresó a casa de noche con el último carro a su destino, tomó un sorbito de vino tinto antes de dormir, se acurrucó nuevamente en sus sábanas y se dispuso a soñar otra vez...

Comentarios

Entradas Populares

Spiderman y las torres gemelas

La famosa Yunca

Mi querido Freddy Krueger...

Acerca de Terminator Salvation

Embates de la naturaleza… que opinan?

La reproducción parcial o total de cuentos y fotografías publicadas deben llevar una referencia al autor o al blog
©2009 El Blog de Lucy • Jorge Ortega • Todos los derechos reservados